“1ª entrega de: Recuperando deudas de vecinos morosos: Guía práctica”

La convivencia en una comunidad de propietarios puede ser maravillosa, pero también puede llegar a ser complicada cuando uno de los vecinos no cumple con sus obligaciones económicas. En este caso, es importante conocer qué opciones legales existen para reclamar el pago de las cuotas adeudadas y mantener la armonía en el edificio.

El acuerdo amistoso es el punto de partida ideal, pero si no es factible, la vía judicial se convierte en la única solución para resolver estos conflictos. Dentro del ámbito legal, el procedimiento monitorio se destaca por su rapidez y sencillez, siendo la opción óptima según la Ley de Enjuiciamiento Civil para casos de esta naturaleza. Requiere cumplir con mínimas formalidades, ofreciendo así una resolución eficaz.

El primer paso en este proceso es notificar al vecino moroso el certificado del acuerdo de liquidación de la deuda emitido por quien haga las funciones de Secretario de la Comunidad, con el visto bueno del Presidente. En caso de que el Secretario sea un profesional del ramo, como un Administrador de Fincas colegiado, no será necesario contar con la firma del Presidente. Sin embargo, es importante destacar que antes debe haber existido una Junta de Propietarios que apruebe la liquidación de la deuda del vecino moroso y autorice el inicio del proceso legal en su contra.

Pulse aquí para descargar el modelo petición inicial reclamación a un vecino moroso

También conviene resaltar que para iniciar esta acción legal no es necesario contratar abogado ni procurador. El propio Presidente de la Comunidad puede realizar la petición inicial del monitorio completando el formulario que acompaña a esta entrada y que puede descargarse libremente o utilizando modelos elaborados por la propia Administración de Justicia.

Siguiente artículo